sábado, 6 de agosto de 2016

BASOREXIA

Sin título de Chiara Lombardi

De repente, sin saber porqué, sientes la necesidad imperiosa de besarla. Un cosquilleo que inunda todo tu cuerpo desde el dedo gordo del pie hasta la comisura de tus labios... de todos tus labios. Los mojas un poco y se te eriza la piel. 

¿Quién dijo que el verano terminaría con vosotras? 

Con el sol se le han reactivado muchas pecas nuevas. Te gusta jugar a encontrar las siete diferencias con el día anterior. Por cada nueva peca le robas un beso... cazándolos al vuelo como si fuera un Pokemon que se ha colado en vuestra habitación. 

Te asomas desnuda al balcón, tapándote con la cortina a modo de toga griega. Finges ser una emperatriz de lo más antiguo... la emperatriz de Lavapies. Fuera suena la verbena. La gente ríe y bebe. Unos abuelos bailan un chotis. Ella te abraza por la espalda y acaricia tu pelo azul. El azul es el color más cálido. Tan cálido como el asfalto vacío de Madrid en agosto. Tan cálido como un jersey de angora. Tan cálido como una estrella en explosión en el centro de tu cuerpo... y te dejas llevar.

Estallas como si estallaran todos los planetas juntos. Una bomba nuclear en tu pecho. Un terremoto en la boca del estómago. Te dejas llevar, porque las noches de verano son para perder la cabeza, el pudor y las bragas también. Te dejas hacer, porque no has venido a jugar... has venido a ganar. 

Ella te susurra al oído que si sabes que eso que sientes cuando quieres besar a alguien se llama basorexia... 

...tú le respondes que pensabas que se llamaba amor.


sábado, 28 de mayo de 2016

MIENTRAS SEAMOS JÓVENES

Haikure Denim de Christopher Schoonover

Mientras seamos jóvenes no deberíamos pensar en el futuro ni tomar café descafeinado.

Mientras seamos jóvenes podemos correr por mitad de las avenidas y que no importe que los conductores nos piten enfadados al pasar entre los coches.

Mientras seamos jóvenes la vida tendría que ser maravillosa, como las siestas del domingo o los helados de Ben & Jerry's.

Mientras seamos jóvenes podemos comer helados de Ben & Jerry's sin remordimientos.

Mientras seamos jóvenes saltaremos sobre los charcos cuando llueve, como los niños saltan en los castillos hinchables el día de su cumpleaños.

Mientras seamos jóvenes no habrá pasado ni presente, sólo futuro.

Mientras seamos jóvenes no tendremos fin.

Mientras seamos jóvenes bailaremos todas las canciones de moda y probaremos todas las drogas y todas las marcas de bebidas alcohólicas.

Mientras seamos jóvenes la vida será como una canción de Miley Cyrus.

Mientras seamos jóvenes no sabremos quienes somos ni a donde vamos, pero nos dará igual.

Mientras seamos jóvenes nos sentiremos viejos...


...mientras seamos viejos ya no nos importará ser jóvenes nunca más.




sábado, 23 de abril de 2016

CONDOLENCIAS / SIN DOLENCIAS

Sin título de Oleg Oprisco


Te doy mis condolencias, corazón roto... porque la felicidad ha muerto.

Iremos a su entierro elegantes y oscuros, con los ojos llenos de lágrimas.

La tristeza inundará todo y cabalgará a sus anchas entre las flores marchitas. 

Se secarán los manantiales y la hierba y las mujeres fértiles. 

Morirán las cosechas y los pájaros dejarán de volar. 

Moriremos todos lentamente, poco a poco.


Te doy mis condolencias, invierno... porque la tristeza ha muerto.

Iremos a su entierro elegantes y floridos, con los ojos llenos de luz.

La felicidad inundará todo y cabalgará a sus anchas entre las flores.

Brotarán los manantiales y crecerá la hierba.

Brillarán las estrellas en el universo y el sol de mediodía.

Sonreiremos como nunca habíamos sonreído, con los empastes al aire.

Bailaremos y saltaremos porque ha llegado la primavera.

Reviviremos todos lentamente, poco a poco...

...para recuperar la vida que nunca debimos dejar de lado. 




sábado, 16 de abril de 2016

MI HOGAR ERES TÚ

m o u n t a i n f a m i l i e s de Esteban Varas

Las paredes esconden secretos y recuerdos. Entre las capas de papel pintado reposan esperanzas, historias y sueños. Vidas de gente que no conocemos... que habitaron esta casa antes que nosotros. 

La silla está vacía y la gotera del baño no es más que un flujo incesante de lágrimas por un tiempo que no volverá. La cocina nunca más olerá a bizcocho, ni servirá como pista de baile improvisada cuando suena Nothing matters when we're dancing de los Magnetics Fields. 

Ya no más pelos en el desagüe de la bañera.

Ya no más ropa volando en el tendedero. 

Ya no más flores en primavera ni ventiladores en verano. 

Ya no.

¿Cuánta felicidad ha cabido en tan pocos metros cuadrados?

Las casa vacías son probablemente el lugar más triste de la tierra. Una casa vacía es nada. Al quitarle toda vida se le despoja de su identidad, deja de llamarse hogar... porque hogar es donde quiera que estemos tú y yo.

Mi hogar es el hueco que se forma en tus riñones cuando te tumbas.

Mi hogar es tu sonrisa.

Mi hogar eres tú. 



domingo, 10 de abril de 2016

IDEAS (A VECES)





Sin título de Oleg Oprisco


No dejas de soñar, aunque a veces te den ganas de acabar con todo. 

Los sueños nos dan alas para volar...

...para hacer realidad lo inimaginable...

...para borrar la palabra 'imposible' de nuestro vocabulario. 


¿Cómo se puede luchar contra lo que es más grande que tú?


Mi arma es el bolígrafo con el que escribo, mis bombas las teclas de un ordenador portátil. 

Sin ellas estoy perdido. Sin ellas no soy nada. Sin ellas no soy yo.

Y pasan los días, la gente y las estaciones de metro... pero quedan las palabras resonando en una habitación vacía. 

Sin fin. Sin pausa. No hay forma de deshacerse de ellas.

Nos persiguen las palabras, y los miedos también. Las ideas a veces.

Ideas dormidas que esperan una llamada, un grito de guerra. 


¿Necesitas un empujón?





sábado, 5 de marzo de 2016

ROJO

Breathe de Junior Mello

Te vi y me viste. Miraste dentro de mí como nadie había hecho hasta ese día. Atravesaste mi piel con tu mirada... y horas más tarde con tus dedos también.

Cruzamos juntos la Gran Vía con el semáforo en rojo. Los coches nos pitaban, pero nos daba igual. Yo me sentía como uno de esos adolescentes franceses que salen en las películas. Tú reías como ríen los niños en el parque de atracciones.

Me llevaste a beber bloody mary aprovechando la happy hour de un bar de mala muerte. Me emborraché y casi me caigo con uno de esos adoquines sueltos de Corredera, pero me cogiste al vuelo... y me hiciste volar. Hora feliz. Triste destino. 

Tenías los labios más rojos que había visto jamás. Labios que daban ganas de besar. Labios para morder durante horas... y te mordí... y me mordiste. Carne fresca en una jungla de neones. Sangre fresca en una noche eterna... en una noche única. 

A la mañana siguiente amanecí con el rojo de tus labios en los míos... con tu olor entre las sábanas, pero sin ti.

¿Quién iba a pensar que eras un vampiro del amor? 


domingo, 7 de febrero de 2016

TÚ Y TUS ANCESTROS (delante del espejo)

Sin título de Elodie Fougère

Te duele la espalda y la vida, de repente... a ti que nunca te había dolido nada.

Te miras en el espejo y te das cuenta que cada vez te pareces más a tu padre. Los mismos puntitos rojos en la piel de los que tanto te reías, las mismas pequeñas manías que te sacaban de quicio.

Te miras en el espejo y ves reflejado en él a tu padre... a todos tus mayores. Ancestros desfilando delante de tus ojos, uno a uno. Orejas del abuelo, nariz del tío, labios de la madre, alma de agua y sal... como ese bisabuelo farero que nunca conociste pero sospechas escondía miles de historias que contar.

Los pubs que antes cerrabas ya no existen. Tu plan ideal de viernes noche es disfrutar de una copa de vino mientras lees esa novela que lleva meses sobre la mesilla de noche, pero el trabajo no te ha dejado empezar.

La ropa que te gusta no te queda bien.

La comida rápida ya no te hace feliz.

¿Quién dices que es ese cantante que suena en la radio?

Parece que alguien haya metido tu vida en una lavadora que ha centrifugado demasiado rápido. 

Sientes que has llegado a un punto de no retorno.

Sientes que has cerrado una etapa de tu vida para siempre.

Sientes que has marcado un punto y final para muchas cosas...un punto y aparte en tu vida.

Sin embargo, eres más feliz que nunca. Con tus fallos y aciertos. Con tus imperfecciones. 

Te quieres como nunca te habías querido. Te quieres libre. Te quieres sabio.

Te quieres y punto.